Atención de Trabajo Social.

Las actividades, que van dirigidas no sólo al paciente, sino también a sus familiares y a la comunidad, se prestan siempre bajo un enfoque biopsicosocial, por equipos interdisciplinares con el fin de garantizar la calidad y accesibilidad de las mismas, así como la continuidad entre los diferentes ámbitos de atención en la prestación de servicios sanitarios. Dentro de la visita domiciliaria, el profesional evalúa la situación individual y familiar, así como las condiciones de habitabilidad de la vivienda, hábitos, higiene, etc. De esta manera brinda información y orientación sobre las ayudas para la eliminación de barreras arquitectónicas con el fin de facilitar los cuidados y potenciar la autonomía del paciente y la familia.